Galería

La importancia de la educación Emocional

“Es imposible alcanzar la salud emocional si nuestra esencia no es amada y respetada por los otros y por nosotros mismos”

Abraham Maslow.

Las emociones nos dicen qué hechos son importantes en nuestra vida. Aprender a reconocerlas, expresarlas y gestionarlas adecuadamente es el objetivo de la educación emocional.

Todas las personas tenemos la necesidad de sentirnos bien con nosotras mismas, desarrollar nuestras potencialidades, tener una actitud positiva ante la vida, es decir, tener confianza en uno mismo y establecer buenas relaciones con los demás.

La educación emocional nos enseña a reconocer nuestras emociones y a comprender las de los otros mediante la empatía, la escucha activa, y lo más importante, la capacidad de discriminar entre quién soy yo y quién es el otro.

Aporta herramientas para prevenir los efectos de las emociones negativas: estrés, ansiedad, depresión y desarrolla habilidades para generar emociones positivas: sentido del humor, autoconfianza, alegría bienestar…

Comprender y aceptar nuestras emociones, autorregularlas correctamente nos permite pensar, tomar decisiones, afrontar problemas y actuar de manera positiva. Es decir nos permite tener bienestar personal.

La dependencia emocional, los vínculos amorosos nocivos para nuestra salud, la culpa, la excesiva preocupación por los demás, la incapacidad para decir que no, o para expresar nuestros deseos crean una sensación de malestar, un “no se qué me pasa”, sensaciones de frustración e impotencia, muchas veces acompañadas de una gran autoexigencia: tengo que hacerlo mejor, no hago lo suficiente etc. Todo ello va minando nuestra autoestima, y nuestra capacidad de reacción frente al mundo.

El primer paso para salir de ello es la escucha profunda de este malestar, una escucha sin juicio, un prestarse atención a esa voz interior que nos habla de que algo no funciona bien en nuestras vidas. El hacer oídos sordos, el no tomarse tiempo para si, el tapar nuestras emociones con hiperactividad, tabaco, alcohol, exceso de comida o huyendo de la soledad, hace que no podamos reconocer nuestros errores, y un error no reconocido: la falta de cuidado del ser interior, se acaba convirtiendo en un horror.

La consciencia de lo que nos sucede por dentro es nuestra gran aliada, nos permite poner en marcha nuestros recursos, nuestra inteligencia emocional que es siempre creativa y que entre otras muchas cosas nos permite elegir adecuadamente que tipo de relaciones queremos, cuales son nuestros talentos, hacia donde vamos a dirigir nuestros pasos en la vida para que sea una vida rica, plena y con sentido.

La educación emocional es un proceso educativo de acompañamiento en el crecimiento tanto de grupos como de personas, que proporciona recursos emocionales para afrontar las situaciones difíciles, retos y crisis que nos presenta la vida, aumentando la autoestima y el coraje para conseguir bienestar y equilibrio emocional.

 

Fuente: revista Mente Sana http://t.co/KpoKMwJX

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s